¿Sabes cuál es tu propuesta de valor?

propuesta de valor 2- brandingindustrial
05
Sep

¿Sabes cuál es tu propuesta de valor?

Como en la vida, en las empresas debes ser capaz de conocerte. Saber quién eres y qué ofreces. Lo curioso es que muchas empresas no son capaces de explicar cuál es su propuesta de valor.

Nuestro país tiene una gran riqueza en su tejido industrial. En Branding Industrial no dejamos de asombrarnos de la calidad de la oferta y de la innovación que se mueve por los polígonos de nuestra geografía. Empresas manufactureras con unas ofertas diferenciadas y tecnológicamente muy avanzadas que compiten a nivel mundial y que podrían convertirse en referentes de su sector.

Y es llamativo que en muchas ocasiones han llegado a donde están por su búsqueda de la calidad y mejora continua, sin que hayan perseguido una estrategia de crecimiento o internacionalización concreta.

La calidad, el boca oreja y su vocación por servir a sus clientes les ha dirigido claramente hacia la personalización de soluciones y a la excelencia en su sector, algo imprescindible en el B2B.

Pero hoy día el entorno es cambiante y, al igual que cuando nadas en el mar nunca sabes si se van a levantar olas al pasar el espigón, necesitas estar preparado y seguir nadando, porque no existe la opción de parar a descansar, porque todo ocurre demasiado rápido y tienes que ser capaz de anticiparte.

Por tanto, el primer paso es conocerte a ti mismo: ¿eres capaz de explicar lo que haces en una sola frase de manera que cualquiera pueda entenderte? Cuando entran en tu web sin conocerte, ¿crees que pueden entender rápidamente, de un vistazo, lo que realmente ofreces?

 A menudo las empresas utilizan el comodín de “soluciones”: tecnológicas, industriales, médicas, … pero, ¿ qué quiere decir soluciones?

Por supuesto que todos solucionamos cosas en nuestras empresas para nuestros clientes, pero debemos saber explicar cuáles son los BENEFICIOS que nuestros potenciales clientes obtienen de aquello que ofrecemos. Tenemos que ser capaces de describir cuál es el efecto de resolver esa dificultad o problema que tienen nuestros clientes.

Ése es el primer paso para definir a quién le vas a solucionar ese problema y por tanto conocer a tu target, algo que todos queremos y a lo que no le dedicamos tanto tiempo como para mejorar nuestras estrategias de marketing.

Y tú, ¿puedes definir tu propuesta de valor en 10 palabras? Pruébalo. Si lo consigues fantástico, si no siempre puedes llamarnos y te ayudaremos. La prueba del algodón siempre funciona: pregunta a la gente que trabaja contigo.

 




  • Share:

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *